En este blog intentamos establecer una conexión entre los conceptos: educación, ciencia, ciudadanía, desarrollo comunitario, enriquecimiento cultural, crecimiento personal y cambio social

sábado, 10 de octubre de 2009

El disparate de los Institutos bilingües de la Comunidad de Madrid. Más vale cooperar que competir





[Ilustración: "Más vale cooperar que competir"]

Para escuchar mientras lees: Versión del Principe Gitano de "In the Gheto":




“No existe mayor prueba de progreso que la cooperación.”

John Stuart Mill

Es mejor cooperar que competir


Saber inglés es muy valioso para todo el mundo. Pero el modelo de bilingüismo que se está implantando en la Comunidad de Madrid, se está convirtiendo en una trampa clasista para romper la unidad del sistema educativo e introducir una competencia malsana entre los profesores, los centros y las familias. Los centros escolares deben cooperar y no competir.

No se puede aceptar que el éxito de unos pocos se construya sobre el desprestigio y la marginación de la mayoría, en vez de utilizar polítcas de éxito para todos.

Es peligroso romper la unidad del sitema educativo, haciendo dos sistemas excluyentes desde infantil y perdiendo de vista que la educación debe ser integral.

Además, el proyecto del bilingüismo de la Comunidad de Madrid formalmente incumple la LOE en casi todo.

No se puede eludir la cuestión
Me gusta hablar de educación en sentido positivo. Detesto dar la sensación de que propago sentimientos de frustración que no van con mi carácter utópico ni con mis ganas de animar a todos los que me rodean hacia la ilusión y la concordia. Pero tampoco está bien eludir el tema porque pueda ser polémico. Nuestra coherencia personal y nuestra credibilidad para el futuro están en juego.

Existe el peligro de segregar a los alumnos e incumplir la LOE
A mi juicio, con todo este proceso de implantación de institutos y colegios bilingües existe el peligro, si no se establecen garantías para evitarlo, de segregar a los alumnos desde infantil y romper la idea, consagrada en la LOE, de que las enseñanzas básicas se han de regir por el principio de "educación común y atención a la diversidad" (artículo 22), el de “normalización e inclusión” (artículo 71), el de “compensación educativa”(artículo 80) y el de "no discrimación en la admisión de alumnos por cualquier condición o circunstancia personal y social" (artículo 84). Y que conste que estos principios no son ni nuevos ni socialistas. Han inspirado a muchos educadores de todos los tiempos, órdenes religiosas, y ya aparecían explícitamente en anteriores leyes educativas como la Ley General de Educación de 1970, norma de los tiempos de Franco hecha por pedagogos del Opus Dei y de las Teresianas, que proponían un modelo de escuela comprensiva y enseñanza personalizada.

También creo que está en peligro la permanencia en vigor del principio de la “escolarización equilibrada” de los alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo (artículo 87).

Y es que, en definitiva, pienso que está amenazado uno de los principios básicos que rige nuestro sistema educativo: "La equidad". (artículo 1.b):

"La equidad, que garantice la igualdad de oportunidades, la inclusión educativa y la no discriminación y actúe como elemento compensador de las desigualdades personales, culturales, económicas y sociales, con especial atención a las que deriven de discapacidad."

La Constitución y las leyes educativas (LODE y LOE) establecen garantías para que todos los ciudadanos ejerzan su derecho a la educación en condiciones de igualdad. Confiemos en que estas garantías sean efectivas. Espero que el Ministerio de Educación y los sindicatos de izquierda defiendan la LOE y recurran todo esto cuanto antes y por razones de fondo y no sólo de detalle.

Hay muchas cosas que cuesta admitir
En la normativa que establece la organización de los Institutos bilingües hay muchas cosas que me cuesta ver sin inquietarme. Me cuesta admitir que haya secciones dentro de los institutos públicos en las que la admisión de los alumnos es discrecional del equipo directivo (¿qué pasa si una familia recurre alegando discriminación?). Me desagrada que haya dos tipos de profesores dentro del mismo centro y que los destinos y los complementos puedan depender de la administración sin garantías de objetividad. Me cuesta admitir que haya institutos públicos con denominaciones diferentes. No me gusta que se hagan clasificaciones de centros (cosa que, además, prohíbe explícitamente la LOE en su artículo 144.3). Puede ser peligroso crear dos redes de centros de escolarización diferenciada para condicionar la admisión de alumnos con procesos selectivos encubiertos, segregando a los alumnos de manera prematura.

Se están dando pasos hacia la construcción de dos sistemas educativos
Poco a poco se va rompiendo la unidad del sitema educativo. Ya se han creado dos títulos de la ESO diferentes, con el eufemismo de las menciones honoríficas. Ya se han cerrado los CAP (y destruidas sus bibliotecas) donde podíamos cooperar los centros de la zona e implicarnos los profesores en proyectos comunes, relacionándonos con el tejido social de los barrios y formarnos los profesores de manera cooperativa e innovadora compartiendo experiencias de centros diferentes para mejorar todos juntos.

Todos los pasos que se van dando en la Comunidad de Madrid conducen a que haya de hecho DOS sistemas educativos, en el que el prestigio del uno se construye a costa del desprestigio del otro, en vez de seguir políticas de éxito para todos, como PROA y Escuela 2.0, y de promoción de la cooperación de los docentes en complicidad con los movimientos sociales.

Ya ha calado la idea de que lo que tienen que hacer los centros, para ser eficaces, es competir por los buenos alumnos y rechazar o apartar a los malos para que no bajen la media de unas pruebas externas de contenidos que no tienen en cuenta los parámetros de contexto. Ya está bastante admitido entre los profesionales que haya grupos de "buenos" y grupos de "malos", con lo negativo que es poner este tipo de etiquetas (Efecto Pygmalion).
Si no se mantienen claros los principios este clima educativo puede dificultar la cohesión social y de rebote crear un ambiente bastante odioso en la profesión docente. Unos centros compitiendo contra otros centros; unos profesores marginados junto a otros privilegiados; unas familias desorientadas y angustiadas, unos jóvenes insolidarios y ambiciosos junto a otros segregados. Viendo estas cosas cada vez me acuerdo más del título del libro de Álvaro Marchesi: ¡Qué será de nosotros los malos alumnos!

¿Trampa clasista?
Por otro lado, poner el acento de la calidad de la educación sólo en el bilingüismo es muy peligroso porque la competencia en idiomas extranjeros está perfectamente correlada con el nivel socioeconómico. Está claro que los ACNEEs, los inmigrantes, los gitanos, los niños con problemas emocionales o económicos, …. , en definitiva, los pobres, no dan la talla en el inglés. Y todo esto suena a trampa clasista.

Por supuesto que los centros escolares tienen que dar oportunidades a los niños y jóvenes de aprender idiomas, ¡faltaría más!, pero también de hacer deporte, música o teatro, aprender oficios, informática, viajar, convivir solidariamente,.... todas estas cosas merecen ser apoyadas y estar orgullosos de ellas con un sentido de formación integral. Y hay que hacerlo ayudando a los alumnos que más dificultades tienen y no apartándolos de entrada de los programas. La educación es dar oportunidades. Pero ¡para todos! y ¡con todos! Si no es así la educación corre el peligro de convertirse en un privilegio excluyente, en vez de un elemento de cohesión social. Recuerdo el ilusionante lema con que se inició el debate de la LOE: Una educación de calidad para todos y entre todos.

¿Se mejora así el sistema?
Los estudios serios, como PISA, demuestran que las medidas segregadoras no benefician al sistema en su conjunto, limitan las oportunidades a los que más las necesitan y crean mucha infelicidad en las personas. Abundantes experiencias evidencian que no es verdad (como opina Alicia Delibes) que no haya más alternativa para mejorar los resultados del sistema educativo que la vuelta a esquemas selectivos, clasistas y autoritarios, en un retorno a no-se-qué paraíso educativo perdido en mayo del 68 que nunca existió en España, en donde en el año 70 había un millón de niños que ni siquiera completaban la educación primaria y los jóvenes que llegaba a la universidad eran menos del 3%. Cualquier crítica es admisible. Puede que estemos mal. Aspiramos a estar mejor. Pero es evidente que nunca como ahora ha habido en España tanta gente con tanta formación y con una cohesión social que es envidiada por otros países.
Sí que hay alternativas
No hace falta viajar a Finlandia para saber que hay medidas y estilos de enseñanza que son eficaces para educar a todos, dando a cada uno de los alumnos una atención personalizada, sin segregar ni competir, sino apoyando y cooperando. Lo que pasa es que un buen sistema educativo (en calidad y equidad) requiere inversiones abundantes y sostenidas, políticas ambiciosas, programas integrales bien diseñados que vayan más allá de la escolaridad, formación y esfuerzo de los profesionales, eficacia de las administraciones, implicación de las familias y complicidad del tejido social: una auténtica cultura del esfuerzo compartido. Pero sobre todo un compromiso por la integración y la educación para todos.

Nos ponen en tesituras amargas
El sistema educativo debe estar cargado de valores éticos y ser un modelo de ciudadanía responsable. Ahora el problema para los centros y para los profesores es que nos están poniendo en tesituras amargas que conducen a opciones indeseables, hagas lo que hagas, y que nos enfrentan unos contra otros de manera irremediable.

Creo que nos esperan tensiones paralizantes que moralmente son muy poco estimulantes y que a la postre son ineficaces.

La mayoría de los profesores tenemos vocación educadora y conciencia social. Queremos trabajar con independencia; sin corporativismos ni visiones estrechas, cooperando --¡y no compitiendo! -- contribuyendo a construir un sistema educativo único, intercultural y para todos, que trabaje por la justicia social, que colabore al desarrollo comunitario, que despierte los sueños de nuestra juventud, que cultive la solidaridad, la esperanza y el deseo de aprender, enseñar y transformar el mundo.

Más vale cooperar que competir, como quieren los liberales
Los liberales creen que competir genera eficacia; que lo más eficiente es que cada uno se busque la vida. Para un liberal ganar a otro siempre es un mérito. Esta manera de ver las cosas creo que es lo que está detrás de la política educativa de la Comunidad de Madrid. De ahí el calado de la implantación de la enseñanza bilingüe tal como se propone. Mi idea es que no debe pasar desapercibida esta operación, porque las consecuencias, si se consolida, pueden ser muy importantes, con difícil vuelta atrás. Si esto se consolida, si se rompe la unidad del sistema educativo, los guetos etán servidos. Al lado de un bilingüe nacerá un gueto. Y la dinámica de la confrontación y el odio surgirán.

Yo, en educación, desde luego, opino exactamente lo contrario que los liberales. Para mi, "más vale cooperar que competir". Como decía Paulo Freire en Pedagogía de la esperanza, "Se pretende convertir la escuela en una empresa que tiene por objeto el rendimiento. Esto se convertiría en una trampa mortal para los desheredados de la Tierra."





Mas Vale Cooperar Que Competir




Un ejemplo de precipitación (entre otras cosas): La regulación de los Institutos Bilingües de la Comunidad de Madrid
Ahora acaban de publicar en el BOCAM de 16 de Julio una CORRECCIÓN DE ERRORES:
Esta es la Historia
Primero se dicta, en julio de 2009, la Orden que regula los Institutos bilingües
ORDEN 3245/2009, de 3 de julio, (BOCAM de 20 julio de 2009) regulando los institutos bilingües:
Luego, en junio de 2010 hay una sentencia que anula la orden como consecuencia de un recurso de la FAPA "Giner de lso Ríos" porque no tiene el preceptivo informe del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid:

La Consejerís de Educación de la Comunidad de MAdrid vuelve a publicar un año después, en julio de 2010, la misma orden
ORDEN 3331/2010, de 11 de junio (BOCAM 6 de julio de 2010)
En el BOCAM de 16 de julio se publica la CORRECCIÓN DE ERRORES:


Algunos
enlaces de interés:

En EDUCACIÓN EN ORCASUR:
¿Caminamos hacia DOS sistemas educativos?

[Ilustración del informe de la UNESCO "Educación para todos" 2009]

¿Es posible una escuela para todos?




[Ilustración de Francesco Tonuci, FRATO,tomada de la "Maquinaria escolar". Comtratiempo. Textos de pensamiento radical.]


Comentario desde el pesimismo

C
omo siempre los que van a pagar el pato de las políticas educativas neoliberales son las familias y los niños con problemas. ¿Quién va a querer hacerse cargo de situaciones problemáticas? ¿Quién va a querer trabajar por la compensación educativa y la integración, cuando el único criterio de una escuela son los resultados o ganar dinero?

Los niños enfermos, las familias con dificultades estorban. La atención integral a las familias desde la escuela es impensable para la mentalidad de un empresario.

Yo pensaba que en la Comunidad de Madrid iba a haber dos sistemas educativos: uno para los ricos y otro para los pobres. Me equivoqué. Va a haber, ciertamente, dos sistemas educativos, pero uno para los ricos y otro para los muy ricos.

Como decía Paulo Freire:


"Se pretende convertir la escuela en una empresa que tiene por objeto final el rendimiento. Esto se convertiría en una trampa mortal para los deheredados de la tierra."

Paulo Freire. La pedagogía de la esperanza


Como decía Fernando de los Ríos, Ministro socialista de Instrucción Pública (1932)

"Nosotros consideramos absolutamente imprescindible ir a lo que se llama la escuela unificada. Es nuestro programa, es nuestro ideal... es la posibilidad del acceso del pueblo a todos los grados de la enseñanza y a todos los centros docentes"
Fernando de los Ríos.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí podéis ver cómo Esperanza Aguirre se chulea del artículo 144.3 de la LOE:

3. Corresponde a las Administraciones educativas regular la forma en que los resultados de estas evaluaciones de diagnóstico que realizan los centros, así como los planes de actuación que se deriven de las mismas, deban ser puestos en conocimiento de la comunidad educativa. En ningún caso, los resultados de estas evaluaciones
podrán ser utilizados para el establecimiento de clasificaciones de los centros.


Leemos en el comunicado de prensa de la Presidencia de la Comunidad de Madrid:


"El colegio elegido este año para inaugurar el curso escolar ha sido el Joaquín Blume, de Torrejón de Ardoz, que ha alcanzado el primer puesto de entre los colegios públicos de toda la región en 2009 en la prueba de Conocimientos y Destreza Indispensables de 6º de Primaria, con una nota media superior a 8."


Estas cosas tienen mucho peligro. Puede que un Colegio en cuánto vean llegar a un niño torpe, gitano, inmigrante, o discapacitado, antes de que les baje una media brillante le peguen una partada en el culo.

Me entristece que los maestros estemos dispuestos a entrar en este juego.

Anónimo dijo...

La concertada lo viene haciendo desde hace mucho tiempo.
El la pública estamos en ello. Sirva de ejemplo que conozco institutos que no facilitan los impresos de matrícula para el curso siguiente a chicos y chicas que han causado conflictos. Como normalmente no están al tanto de las fechas pierden el plazo de matrícula y la comisión de escolarización les envía a otros institutos.

Anónimo dijo...

Os aviso de la próxima. ¿Apostamos?

A no tardar mucho dirán que los Institutos bilingües han mejorado muchísmo los resultados académicos en las pruebas CDI y bla bla bla. ¡¡Gracias Esperanza!!

Seleccionar alumnos (directa o indirectamente) es hacer trampa. ¿vale?

Por cieto, gracias Angel por dar un poco de sensatez a este asunto.

Adela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
amalia dijo...

Yo no lo sé muy bien porque nunca he estado en un instituto bilingüe, pero me planteo las siguientes preguntas: ¿Quién se va a encargar de hacer las habilitaciones? ¿Habrá las mismas garantías de objetividad que en las oposiciones? ¿Habrá concursos de traslado separados? ¿Pueden los Institutos bilingües convertierse en el buque insignia de la enseñanza de derechas seleccionando a los profesores o condicionándoles con los destinos y los complementos?

Anónimo dijo...

Esto es lo que va pasar: algunos padres van a querer que sus niños estudien en bilingües y harán trampas en la escolarización. Trampas que los directores verán encantados con tal de que a "su" instituto vayan los buenos alumnos y los malotes vayan a parar al instituto vecino.

Lo malo es que muchos colegas verán esas prácticas como un mérito.
¡¡Qué vergüenza!!

Bernardo dijo...

... Y pensar que nos parecían mal los itinerarios de la LOCE.

Fermín dijo...

He estado leyendo este artículo al que he llegado desde EUCARUECA y me he puesto a pensar.

Es insostenible que en un mismo centro haya profesores de un departamento, por ejemplo de Ciencias Sociales (yo soy profesor de Geografía e Historia), que den clase a alumnos seleccionados, cobren más y no tengan traslados y cooperen con otros que cobran menos y sólo dan clase a alumnos difíciles concentrados en grupos estigmatizados como "basura".

Lo mismo puede pasar con las AMPAS. Habrá padres cuyo único interés será que echen a los hijos de otros padres de niños menos afortunados en los estudios.

Tienes toda la razón cuando hablas de tesituras amargas.

Manuel dijo...

¿Deberían pronunciarse los sindicatos de profesores sobre este tema?
¿Qué postura tiene el Ministerio de Educación?
¿Tendrían que proninciarse los partidos políticos?
¿Cuál es la opinión de las Asociaciones de madres y padres y la de los movimientos de renovación pedagógica?

Bernardo dijo...

Nueva sentencia de el TSJM contra la Consejería de Educación de la Comumidad de Madrid paralizando una orden que regula los Institutos bilingües.

Leer en Recuperar Madrid

Me alegro un montón de esta sentencia. Gracias CC.OO.. A mi me da la impresión de que el montaje de los colegios e institutos bilingües que están haciendo en Madrid es la clave para consumar los dos sistemas educativos con los que sueñan Alicia Delibes y Esperanza Aguirre.

Pero el tema de personal al que se refiere la sentencia, creo, que no es el aspecto más grave del asunto. Aunque en su plan es importante tener a profesores dominados y sometidos y directores adictos.

A mi me alarman también los temas que conducen a la destrucción de la equidad del sistema educativo, la cohesión social y atentan contra el principio de "Educación común y atención a la diversidad" que señala la LOE para las enseñanzas básicas como muy acertadamente señala el Post.

Hay que tener mucho ojo porque van a cambiar la red de centros para, so pretexto del bilingüismo, seleccionar a los alumnos desde infantil. Lo que implica, entre otras cosas, inclumplir el reparto equilibrado del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, cosa que también se señala en el post.

Crear Secciones de "buenos" y "malos" dentro de los institutos y que el accceso a ellas sea discreccional del director yo también pienso que es una barbaridad. El riesgo de estigmatizar a los alumnos que no son admitidos en la secciones bilingües es, a mi juicio, antipedagógico y bastabnte cruel.

No debemos consentir que se establezcan clasificaciones de centros,

Creo que somos muchos los educadores que agradeceríamos que alguien en el Ministerios de Educación o en los sindicatos de clase, o en las asociaciones profesionales mirase a ver si se está incumplindo la LOE con todo esto. Y que se reforzase el discurso pedagógico a favor de la escuela inclusiva, compensadora e instrumento de equidad (artículo 1 de la LOE) y proponga políticas educativas de "éxito para todos".

Amalia Cruces dijo...

El crear varios tipos de secciones y de profesores en un mismo centro es un diparate. Todo lo que se le ocurre a Alicia Delibes conduce al "mal rollo" entre los profesores. Esto es un veneno para los centros escolares. Para educar se necesita una comunidad educadora y eso es imposible si cada profesor ve en los otros profesores no compañeros sino competidores.

Bernardo dijo...

Más sobre los institutos bilingües.

Menos mal que las leyes educativas como la LODE y la LOE ponen ciertas garantías que espero hagan descarrilar este disparate de los institutos bilingües. Pongamos el siguiente caso:

Un padre tiene mucho interés en que su hijo estudie en un Instituto bilingüe. Imaginemos que lo consigue después de superar el proceso de escolarización, pero hete aquí que el equipo directivo no lo incluye en la sección bilingüe como a su primo. El padre sabe que el hijo de su cuñada sí ha entrado en estas enseñanzas tan selectas. El padre se siente humillado y tratado injustamente. Se mueve. Va a la inspección. Se asesora y recurre en los tribunales alegando discriminación arbitraria ya que no ha habido criterios objetivos detrás y siente que están lesionados sus derechos fundamentales. Llega un juez y le da la razón al padre, como es lógico. Se impugna todo el proceso... ¡¡Bien!!

Anónimo dijo...

Esta claro que no existen recursos para generalizar la enseñanza bilingüe de una manera inmediata. Cuando se hayan consumado dos sistemas educativos el lio del sistema educativo será monumental.

Anónimo dijo...

Con la operación de la enseñanza bilingüe en la Comunidad de Madrid se está rompiendo la unidad del sistema educativo. ¡Y esto es gravísimo! Cuando esté consumado que haya dos tipos de centros, dos redes de escolarización, dos cuerpos de profesores y dos titulaciones distintas, ya no habrá vuelta atrás.

Si no denunciamos todo esto ya, ¡ahora!, y nos lo comemos sin protesta, la credibilidad de la izquierda en materia de educación no vuelve a levantar cabeza en la vida y habremos tirado por la borda una lucha de siglos.

Cuando se defendía la LOGSE y se protestaba contra la LOCE, la gente nos seguía. Cuando el Gobierno socialista paralizó la LOCE e hizo la LOE con el máximo consenso posible (era un gobierno en minoría) todos sabíamos que tener un gobierno socialista servía para algo.

Espero que los sindicatos de clase, los partidos de izquierda y el Gobierno (a través de la Alta Inspección, o como sea) plantemos cara al ataque más grave al sistema educativo que se ha hecho desde la guerra civil.

A los liberales les encanta que entremos en el juego de competir y pegarnos unos con otros.
¡No caigamos en su trampa y hablemos claro! Por la unidad del sistema educativo: ¡No a los bilingües!

Anónimo dijo...

Las políticas liberales, son el paraiso de los trepas.

Anónimo dijo...

Al lado de cada bilingüe nacerá un gueto.

Angel de la Llave dijo...

Aquí pueses ver cóm la "campañita" de promoción de los "bilingüistos" de las narices ha costado 1.800.000,00 euros. :

http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_ConvocaPrestac_FA&cid=1142582642068&idConsejeria=1109266187254&idOrganismo=1109266208016&idPagina=1204201624785&language=es&op2=PCON&pagename=PortalContratacion%2FPage%2FPCON_contratosPublicos

Angel de la Llave dijo...

Siguiendo el excelente blog RECUPERAR MADRID:

http://recuperarmadrid.blogspot.com/

Me he topado con las actas de la Asamblea de Madrid en las que se recogen algunas preguntas de la Izquierda sobre Educación

Me ha gustado mucho leer la intervención de la diputada Socialista Fátima Peinado Villegas preguntado a X. Gisbert sobre la prueba de los niños de sexto de Primaria de los colegios bilingües para acceder a las secciones bilingües de los Institutos de la ESO.

http://www.asambleamadrid.es/Resources/Ficheros/C5/Diarios%20de%20sesiones/Diarios%20de%20sesiones%20%20Legislatura%20VIII/VIII-DS-701.pdf

Os copio aquí un cachito:

“Además, en este afán segregador
seleccionador de los niños a los once años, algo que va totalmente en contra del espíritu de la Ley Orgánica de Educación y de las leyes educativas que tenemos, algo que está totalmente en contra de ese espíritu porque segrega a los niños a los once años según si se les considera aptos o no en una lengua, en este caso la lengua inglesa; algo que, además, no tiene ningún sentido porque ustedes lo que deberían haber hecho es garantizar que todos los niños pasaran a secundaria a un programa bilingüe y destinar recursos a desdobles y a disminución de las ratios en el caso de que se dieran diferentes niveles de aprendizaje, pero no a dividirlos en dos secciones.”

Angel de la Llave dijo...

El Ministerio de Educación y el British Council deberían revisar el convenio de 1996 y actuar en consecuencia. Lo que no pueden hacer es estar sin pronunciarse sobre el tema.