En este blog intentamos establecer una conexión entre los conceptos: educación, ciencia, ciudadanía, desarrollo comunitario, enriquecimiento cultural, crecimiento personal y cambio social

sábado, 2 de junio de 2018

Así hablaba Marcelino Champagnat

 
San Marcelino Champagnat, es el fundador de los Hermanos Maristas. Su  fiesta se celebra el 6 de junio.

En EDUCACIÓN EN ORCASUR, ya hemos dedicado algunas entradas a otros fundadores católicos de órdenes religiosas de la Enseñanza:
Hoy  dedicamos esta entrada a presentar las ideas pedagógicas de Marcelino Champagnat. He recogido aquí algunas citas de sus escritos que pueden ser inspiradoras a los educadores de todos los tiempos, no necesariamente religiosos.

Para mi es entrañable hacer esto, porque como alumno marista me he beneficiado de la forma de entender la educación de Marcelino Champagnat.

Si tuviera que resumir las principales aportaciones de la pedagogía marista, lo haría en estos rasgos
  •  Humildad, sencillez y modestia (las tres violetas) en el trato, en las formas, en las prioridades ... Es una manera de ser. Se valoran las cosas sencillas, los trabajos humildes, las personas discretas, que saben escuchar y trabajar en segundo plano.
  •  Laboriosidad. Pasión por el tabajo bien hecho. Se confía en la efectividad de las tareas sencillas hechas con preseverancia. Se valora el esfuerzo. Se cuidan los detalles. Despacito y buena letra.
  • Pedagogía de la presencia. El educador es una permanente presencia disponible y amorosa entre los niños y jóvenes. Como ángeles de la guarda.
  •  Espíritu de familia en la comunidad educativa.Todos tienen que sentirse en su casa, queridos y valorados, implicados en los asuntos comunes. Se fomenta la participación de todos.
  • Una formación religiosa sencilla y cercana, al estilo de María.
  • Espíritu de servicio. Compromiso con la comunidad y el mundo. El objetivo último de la educación es formar buenos cristianos y honrados ciudadanos. 
Entre las aportaciones a la pedagogía de los Hermanos Maristas, cabe destacar la revolución del diseño de los libros de texto de la editorial FTD y múltiples publicaciones pedagógicas como lka GUÍA DEL MAESTRO 
Así hablaba San Marcelino Champagnat:
Para acertar plenamente en el noble ministerio de maestro, .es preciso estimarlo y tener amor a los niños. Debe dedicarse toda la existencia, la inteligencia, el corazón, todas las actividades, la vida entera a tan noble tarea. No puede distraerse con otras cosas; sería debilitarse e inutilizarse a sí mismo. Todos los afectos, todos los afanes del maestro deben ser para sus alumnos. Si desempeña su misión como oficio vulgar o por cumplimiento, si no aprecia sus funciones, si no ama a los niños, si no se entrega del todo a la educación, no hace cosa de provecho.
----------

La educación no es la disciplina, ni la enseñanza; no se consigue con cursos de urbanidad, ni aun de religión, sino por medio de las relaciones continuas de los niños con sus maestros, por medio de avisos particulares, del ascendiente moral, de los ánimos, correcciones, palabras que nacen de las relaciones ininterrumpidas entre  maestro y alumnos.
-----------

El maestro que ama puede avisar, aconsejar, reprender; el amor que manifiesta en sus palabras, da a éstas nueva gracia y mayor fuerza; sus advertencias son recibidas como testimonio de amistad y son seguidas. Amad, pues, a vuestros alumnos: considerad la inocencia que brilla en sus ojos, la sencillez de sus confesiones, la sinceridad  de su arrepentimiento, aunque sea poco duradero; la franqueza de sus resoluciones, aunque pronto vuelvan a fallar; la generosidad de sus esfuerzos, aunque pocas veces sean constantes.
------------

Poned buena cara; hagan lo que hagan y sean lo que sean, amadlos, pues es el único modo de trabajar con fruto con ellos.
------------

A algunos, los niños les resultan molestos, groseros, ingratos, llenos de defectos, revoltosos, y no los pueden aguantar. Son hermanos sin vocación. Si los muchachos fueran perfectos, no necesitarían nuestra dedicación; precisamente porque tiene defectos debemos ocuparnos de su educación.
-------------

Cuide con mucho esmero a los niños pobres y a los que son más torpes e ignorantes. Manifieste mucha bondad a esta clase de niños, hágales muchas preguntas y no tema mostrarles en toda ocasión que los estima y los quiere. Los niños pobres en una clase son lo mismo que los enfermos en una familia: fuente de bendiciones y prosperidad cuando se los mira con los ojos de la fe y se los honra como a miembros sufrientes de Jesucristo.
--------------

Desempeñáis el oficio de ángeles custodios cerca de los niños que se os confían: dad también a esos espíritus puros un peculiar culto de amor, respeto y confianza.
----------------


A los hermanitos de María se les conoce por su humildad, sencillez y modestia: tres violetas amadas.
-----------

Sed para los jóvenes amigos y modelos de conducta.
--------

La educación de la juventud no es un oficio; es un ministerio religioso, un verdadero apostolado. Educar a un niño no es sólo enseñarle a leer y escribir. Educar a un niño es darle a conocer su destino sublime y proporcionarle los medios para lograrlo. Educar a un niño es hacer de él un buen cristiano y un honrado ciudadano.
----------

Mi idea es fundar una sociedad de hermanos que dediquen sus esfuerzos y su vida a la educación de los niños en los municipios pobres del campo. Los hermanos no serán sólo catequistas, enseñarán también lectura, escritura, cálculo, historia sagrada y las reglas del buen comportamiento para hacer de los niños buenos cristianos y honrados ciudadanos.
--------


Estad mucho con los niños. Convivid con ellos, jugad con ellos. Que los niños sientan que los queréis. Que los escucháis porque os importa y os interesa lo que ellos piensan, sienten y dicen.
-----------

Quizá se me dirá que en la Biblia se recomienda castigar a los niños corregirlos. Pero entiendo que educar a un niño no es  pegarle, golpearle. No se consigue la obediencia de los alumnos con  castigos, sino con la autoridad moral de quien se entrega a su labor y utiliza procedimientos dignos. El espíritu de una escuela marista es el espíritu de familia. Y en una familia reinan los sentimientos de  amor, respeto, confianza recíproca, y no el temor a los castigos. Un hermano áspero, violento y que se permite maltratar a los niños con palabras o con golpes, no es apto para la enseñanza; sólo vale para picapedrero o destripaterrones.
------

Si se tratase de enseñar sólo las ciencias humanas a los niños, los hermanos no serían necesarios, los maestros serían suficientes. Si no pretendemos más que dar instrucción religiosa nos contentarnos con  ser simples catequistas. Nuestra finalidad es integral porque querernos educar, es decir: instruirlos en sus deberes, enseñarles a practicarlos, darles el espíritu y los sentimientos del cristianismo, las virtudes del cristiano y del buen ciudadano.
-------

Y esto no lo podemos conseguir sin vivir con los niños, sin que ellos estén mucho tiempo con nosotros. Para educar a un niño, hay que tratarle con respeto. La educación es ante todo fruto del buen ejemplo, porque el niño aprende más por el ojo que por el oído. Para educar bien a los niños hay que amarlos y amarlos a todos por  igual. No hay que olvidar nunca que los niños son seres delicados y tiene necesidad de ser tratados con bondad, amor, perdón, y
 educados con mucha paciencia. No me gustan los hermanos cuya sola presencia asusta a los niños. Debemos ser alegres, amables y constantes. Todos exigimos que los alumnos nos respeten. Pues bien; es imposible educar bien a un niño si no se le respeta. Por el respeto se logra la confianza. Ahora bien, tolerar que el niño viva indisciplinado, dejarle estancado en sus defectos y permitirle vivir según sus caprichos, no es amarle. Semejante conducta, especialmente en un educador religioso, es cruel y hiere profundamente el respeto que se debe al niño.
------------

No se puede educar a un niño a golpes. Los castigos no orientan el corazón hacia el bien. Es increíble que para educar a un muchacho haya quien se sirva de medios que ni siquiera aplicaría a los animales. Quienes los doman o adiestran, evitan maltratarlos, los tratan con bondad, los acarician y sólo les hacen sentir el freno con precaución y prudencia. Con pruebas y ejercicios repetidos muchas veces, con paciencia, los vuelven dóciles. Y con los niños, creados a imagen de Dios, dotados de razón y libertad, llenos de ordinario dé buenas intenciones, con ganas de obrar el bien, ¿sólo se pretende usar la fuerza bruta para educarlos? Tales procedimientos educativos son una ofensa para la dignidad humana, degradan al niño, hacen que se desprecie y odie a quién los utiliza, llevan el desorden a la escuela y destruyen los sentimientos de amor, estima, confianza y respeto  que han de unir al maestro y los alumnos.
-----------------

No me gustan los hermanos que ahuyentan a los niños con sólo su  presencia. Para dar buen ejemplo a los niños y ganarlos para Dios es imprescindible auténtica piedad y virtud sólida. Pero no basta. El carácter más apropiado para educar humana y cristianamente a los niños y jóvenes es el que reune la jovialidad, la afabilidad y la constancia que sólo se halla en un corazón humilde y bondadoso.
---------------

Cada año, durante las vacaciones de verano, todos los hermanos se reunen en el Hermitage. Hacemos el retiro y tratamos de las orientaciones que deben seguir nuestras escuelas. Querernos que  reine la igualdad; que no haya ni preferencias ni privilegios, a no ser un cuidado particular de los niños más pobres.
-------------

Todo a Jesús por María.
---------

El orden es algo a lo que doy mucha importancia; sin orden no hay verdadera educación. Pero quiero una disciplina que sea fruto del amor, del buen ejemplo y de la presencia educativa entre los niños. Sobre todo no me canso de recordar a los hermanos que su misión mas notable es la de catequistas. Nada debe interesarles más como el lograr el ser buenos catequistas.
-----------

De las primeras lecciones depende el éxito de la educación de un niño. Las primeras impresiones recibidas se borran difícilmente. Los que tienen que abandonar la escuela para trabajar, sólo han recibido  las primeras clases. De la primera clase depende el éxito de las demás. El encargado de las primeras clases tiene que ser amable y
tener mucha paciencia. Debe repasar muchísimas veces. Debe volverse niño.
------------

Necesitamos hermanos, hermanos sencillos, sembradores de  Evangelio, maestros y catequistas que digan a los niños que Dios les  ama con infinita ternura.
--------

Por las penas infinitas que tuve que soportar para aprender a leer y escribir, sentí la urgente necesidad de crear una Sociedad que  pudiera, con menos gastos, dar a los pueblos del campo la enseñanza que los Hermanos de las Escuelas Cristianas dan en las ciudades. Ordenado en 1816, fui enviado como coadjutor a una parroquia  rural. Vi, con mis propios ojos, la importancia de poner manos a la  obra en el proyecto que meditaba desde hacía tiempo. Comencé pues a formar a algunos maestros y les di el nombre de hermanitos de María.
--------

El que está alegre y contento demuestra que ama la vida y supera todas las dificultades.
--------

No puedo ver a un niño sin sentir ganas de enseñarle el catecismo, sin darle ha conocer cuánto le ha amado Jesucristo y cuánto debe  amar él a su Salvador.
………

María, la Buena Madre, es nuestro recurso ordinario. Confiad y  recurrid siempre a Ella.
----------

Decid a los niños que María les quiere mucho.
----------

Os suplico con toda mi alma que reine siempre entre vosotros la caridad. Amaos unos a otros. Tened un solo corazón y un mismo espíritu. Que se pueda decir de vosotros como de los primeros cristianos: "Mirad cómo se aman". Vivid siempre en la presencia de Dios. Sed sencillos. Amad y enseñad a querer a nuestra Buena Madre, María. Sed para los jóvenes amigos y modelos de conducta. Amad vuestra vocación y sed fieles a ella, Jesús y María os ayudarán. Esta es mi última voluntad.

Para saber más sobre la pedagogía Marista














lunes, 26 de febrero de 2018

Añadir dimensiones para ganar horizontes. Que lo urgente no nos haga perder la pasión por lo importante




Añadir dimensiones para ganar horizontes

En 1884 Edwin Abbott escribió un cuento con el título “Planilandia”. El cuento es una fantasía sobre cómo sería un mundo que solamente tuviese dos dimensiones. En realidad la historia es un pretexto para hacernos reflexionar sobre lo que limita nuestra mente considerar una cantidad escasa de dimensiones.

Por ejemplo, en un mundo unidimensional un simple punto es una frontera infranqueable. Por otra parte, si nuestro universo se reduce a una línea, una persona que cree avanzar por su mundo lineal puede que en realidad esté retrocediendo, si la línea se dobla sobre sí misma, como le ocurre a una circunferencia.

Otro ejemplo de las limitaciones a las que nos conduce considerar menos dimensiones de las que son razonables es esta: Imagina un mundo bidimensional. En él todas las figuras – los círculos, los triángulos, los cuadrados y todos los polígonos– son vistas como iguales. Todas las figuras planas, al mirarlas sin perspectiva, son simples segmentos, sin matices.

Al hablar de Educación muchas de las aparentes contradicciones y controversias adquieren luz y se resuelven si se consideran nuevas dimensiones de la cuestión. Nuevas dimensiones que descubren horizontes desconocidos hasta el momento. En esto es en lo que se reconocen las grandes ideas que iluminan y mueven a la acción en positivo.

Permitidme que comparta mi modesta experiencia. Hay ideas y vivencias que cambiaron mi modo de ver las cosas. Sin duda la que más me afectó fue leer “Carta a una maestra” de los alumnos de Barbiana e imbuirme del estilo milaniano que zambombea la comodidad de los caminos trillados. Otra revelación fue para mí leer el informe Delors y considerar los cuatro pilares de la educación a lo largo de la vida: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir con los demás y aprender a ser. También amplió mi horizonte considerar la educación como un proceso en el que hay que contemplar la educación formal, la educación no-formal y la educación informal. Personalmente, me dio vida desarrollar mi tarea educativa formando parte de un grupo humano maravilloso, involucrado en un contexto más amplio que los programas de una materia, y sentirme parte de un centro escolar, enclavado en un barrio, con un proyecto educativo y social, viéndolo todo dentro de un mundo que hay que liberar y humanizar: Como dicen los principios de la educación popular, la educación es un proceso comunitario que tiene una dimensión ética, una dimensión política y una dimensión pedagógica. No hace falta que ponga más ejemplos. Cada uno puede poner aquí los suyos, que me encantaría compartir.

Sigamos, pues, buscado entre todos nuevas dimensiones para mirar a la Educación desde ellas. Nuevas dimensiones con las que leer e interpretar el mundo, ganando perspectiva.

Por eso no hay que caer en la trampa de aceptar con naturalidad que nos pongan orejeras, abrumándonos con visiones estrechas que nos empobrecen.

En resumen, como conclusión, mi invitación es a leer a los grandes de la educación, conocer la historia de las ideas pedagógicas. Abrir la ventana y llenarnos de aire fresco para cargar las pilas.Que lo urgente no nos haga perder la pasión por lo importante.

"Si quieres construir una barca no reúnas hombres para cortar leña, preparar las herramientas, dividir las tareas e impartir órdenes, más bien despierta en ellos la nostalgia por el mar vasto e infinito”. 
A. Saint Exupery

sábado, 25 de marzo de 2017

Políticas de equidad en Educación. Un artículo en "Educar(NOS)"



Artículo publicado por Ángel de la Llave en la revista Educar(NOS)

Políticas de equidad en Educación
Ángel de la Llave (M)

Hace tiempo oí la siguiente anécdota. Me la contó un diplomático español que estaba presente:
En 1989 se celebraba un pomposo acto europeo en conmemoración de los 200 años de la proclamación de Los Derechos del hombre y del ciudadano por la Asamblea Francesa. Asistían al acto François Mitterrand y Margarett Thatcher. En un momento dado, la premier británica estaba un poco celosa del protagonismo francés y le dijo a su colega, el presidente de Francia:
– Desde luego, es muy importante el acontecimiento de la proclamación de los derechos del hombre y del ciudadano en 1789 por la Asamblea francesa, pero en Inglaterra, ya en el siglo XVII, teníamos proclamado el Bill of rights. Espero que algún año de estos también lo celebremos juntos.
A lo que contestó el presidente francés:
– No lo creo. Lo importante de la
declaración de la asamblea francesa es que se reconocen los derechos “del hombre” y no sólo los derechos “del inglés”.
Cuando se habla de Derechos Humanos el énfasis hay que hacerlo en que son universales. Los derechos si no lo son para todos ya no son derechos, sino privilegios. Pero que los derechos se reconozcan para todos tampoco es suficiente. Los derechos para que de verdad lo sean tienen que ser efectivos. Y ahora estoy pensando en la  Educación; por supuesto.

Hay derechos, como la educación y la participación ciudadana, que no basta con reconocerlos, sino que son necesarias políticas activas que eliminen las barreras que – de hecho – impiden que en la realidad sean igual de efectivos para todos. Y con más razón más aún, cuando la realidad que dificulta el ejercicio pleno del derecho genera o consolida desigualdades injustas. Por eso, en educación todos sabemos que no se puede trabajar solo a demanda. No basta con abrir escuelas y permitir que vaya a ellas el que quiera y, menos aún, dejar que en ellas sólo tengan éxito los que dan la talla.

A partir de la segunda mitad del siglo XX, con base en estudios científicos como el Informe Coleman sobre la “Igualdad en las oportunidades escolares”, y también en base a movimientos pedagógicos como Barbiana, se empezó a construir el concepto de “equidad” en educación, que  relaciona la  desigualdad y la justicia. Pero es un tema para largo. Por esta razón me encanta la redacción del  artículo 9.2 de la Constitución española que, aunque no es original, está bastante
bien traído:
“Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del  ndividuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”.
O sea, que las políticas educativas de las administraciones públicas no deben ser para estarse quieto [y que elijan los ciudadanos]. ¿Se admiten sugerencias…?

sábado, 21 de enero de 2017

De cómo el IFP Villaverde llegó a Orcasur y se convirtió en el IFP “Tierno Galván”

 













De cómo el IFP Villaverde llegó a Orcasur y se convirtió en el IFP “Tierno Galván”
 Por Ángel de la Llave


Avanzando en el proceso de remodelación de Orcasur, por fin, en el año 1984, después de un largo camino, se libera para equipamiento educativo el suelo de una parcela en el esquinazo dónde se junta la carretera Carabanchel-Villaverde (hoy Avenida de los Poblados) con la carretera de Andalucía y la avenida de Barreiros. Ese terreno lo ocupaban unos desguaces que, por cierto, eran del padre de Jesús Gil. Yo pienso que una cosa así sería imposible en los tiempos actuales. Ahora no sólo no se invierte en educación, sino que solo se mira la especulación inmobiliaria.

Es sorprendente que los políticos del momento reservasen la mejor parcela de un barrio, la mejor comunicada, para equipamiento educativo y no para un centro comercial o viviendas.

 En la remodelación de la zona la supresión de los desguaces era sólo un paso más. Aún habría que esperar hasta 1988 para que llegase el desmantelamiento completo del vecino poblado el “Rancho del Cordobés”, un grupo terrible de infraviviendas de población muy marginal y que estaba entre la avenida de Andalucía y la avenida de Barreiros.

Los años ochenta fueron momentos de gran expansión educativa. Se luchaba por extender la escolarización en todos los niveles y modalidades. En la década de los ochenta, sobre todo a partir de los pactos de la Moncloa, iban surgiendo por todos los lugares colegios e Institutos. Había muchos niños y jóvenes aún por escolarizar, incluso en las etapas básica. En esa época jóvenes maestros nos incorporábamos en masa a la tarea, llenos de entusiasmo. Sin duda los setenta y los ochenta son una etapa que cambió radicalmente el panorama educativo en España.

En 1984 se inicia la construcción de un nuevo Instituto de Formación Profesional en el solar de los desguaces. El proyecto, que originalmente se llama “Centro de Formación profesional Rancho del Cordobés” lo realiza el prestigioso arquitecto Francisco Rodríguez de Parterroyo. Para poner en funcionamiento el nuevo Instituto, en 1985, se traslada a las nuevas y flamantes instalaciones un modesto Instituto de Formación Profesional que funcionaba en la escuela de aprendices de la antigua fábrica de Boetticher y Navarro con el nombre de IFP Villaverde. El director que organizó el traslado y puso en funcionamiento el nuevo Instituto fue Sotero Allora. En 1986 se plantea buscar un nombre al Instituto, ya que no tenía mucho sentido seguir llamándose “Villaverde”. Se consideró que lo más adecuado para adoptar un nombre del Instituido era rendir homenaje a Enrique Tierno Galván, que fue el alcalde que impulsó las políticas urbanísticas que hicieron posible la construcción del Instituto. El cambio de nombre se produjo oficialmente por una orden ministerial de 20 de marzo de 1986.

A mi siempre me ha encantado y me parecido llena de significado la placa conmemorativa que está a la entrada del edificio principal del Instituto. En ella se puso la mítica frase del viejo Profesor: “Es menester”. Una frase que nos invita a cumplir con el deber y a hacer aquello a lo que estamos comprometidos. Pero no lo hace de una manera amenazante o autoritaria, dando una orden. La frase “Es menester” es un imperativo ético, reflexivo, amable, que no se impone, tal como era Enrique Tierno. 

ORCASUR 1972


 
 ORCASUR 1992
 


domingo, 15 de noviembre de 2015

Cine en curso. Documentales sobre el barrio


Cine en curso, es un proyecto para que sean los propios alumnos de un centro escolar los que realizan un documental.
Durante los últimos tres años ha participado en el proyecto El Colegio Montserrat del barrio de Orcasur. estos documentales sobre el barrio son el resultado.

Diario de un barrio  (2013/14)



Desde nuestro barrio 2014/15




lunes, 12 de octubre de 2015

La tradicional psicosis nacional por los exámenes vuelve corregida y aumentada

La tradicional psicosis nacional por los exámenes vuelve corregida y aumentada

¡Peligro! el perfil del profesor-examinador-examinado puede acabar privando a los educadores de la perspectiva necesaria para entender el papel de la escuela. Con la llegada de la LOMCE, se ha sumado al tradicional trauma nacional por los exámenes, las teorías neoliberales de los rankins competitivos entre centros y profesores. Una mezcla muy preocupante.






 ¿Esto es lo que se nos viene encima?

Me he inventado unas cuantas situaciones. Tal vez esto sea lo que se nos puede venir encima. ¿Qué os parece? Ahí van:

 


EN EDUCACIÓN EN ORCASUR 

Sobre las reválidas y los exámenes
También

Una prueba no prueba nada de Rasa María Torres

sábado, 19 de septiembre de 2015

La historia de los monos y las bananas




Fuente de la imagen: http://www.taringa.net/posts/offtopic/16047636/Aprende-que-es-y-como-nace-un-paradigma.html

En Educación hay una tendencia a perpetuar una escuela como la que vivimos en nuestra infancia, sin plantearse que otra escuela mejor es posible.


Leyendo el libro de Adrian Paenza, "Matemáticas estás ahí" me he encontrado con esta historia muy sugerente para iniciar una reflexión de por qué hacemos las cosas tal cómo las hacemos.

Disdfrutad de esta historia!!!

Sobre la conducta de los monos


Por Adrián Paenza


Suponga que uno tiene seis monos en una pieza. Del cielo raso, cuelga un “cacho” de bananas. Justo debajo de él hay una escalera (como la de un pintor o un carpintero). No hace falta que pase mucho tiempo para que uno de los monos suba las escaleras hacia las bananas.


Y ahí comienza el experimento: en el mismo momento en que toca la escalera, todos los monos son rociados con agua helada. Naturalmente, eso detiene al mono.

Luego de un rato, o bien el mismo mono o alguno de los otros hace otro intento con el mismo resultado: todos los monos son rociados con el agua helada a poco que uno de ellos toque la escalera. Cuando este proceso se repite un par de veces más, los monos ya están advertidos. No bien alguno de ellos quiere intentarlo, los otros tratan de evitarlo, y terminan a los golpes si es necesario.
Una vez que llegamos a este estadío, retiramos uno de los monos de la pieza, y lo sustituimos por uno nuevo (que obviamente no participó del experimento hasta aquí). El nuevo mono ve las bananas e inmediatamente trata de subir por las escaleras. Para su horror, todos los otros monos lo atacan. Y obviamente se lo impiden. Luego de un par de intentos más, el nuevo mono ya aprendió: si intenta subir por las escaleras, lo van a golpear sin piedad.

Luego, se repite el procedimiento: se retira un segundo mono y se incluye uno nuevo otra vez. El recién llegado va hacia las escaleras y el proceso se repite: no bien la toca (la escalera), es atacado masivamente. No sólo eso: el mono que había entrado justo antes que él (¡que nunca había experimentado el agua helada!) participaba del episodio de violencia con gran entusiasmo.

Un tercer mono es reemplazado y no bien intenta subir las escaleras, los otros cinco lo golpean, impidiéndoselo. Con todo, dos de los monos que lo golpean no tienen ni idea del porqué uno no puede subir las escaleras.

Se reemplaza un cuarto mono, luego el quinto y por último, el sexto, que a esta altura es el único que quedaba del grupo original. Al sacar a éste, ya no queda ninguno que haya experimentado el episodio del agua helada. Sin embargo, una vez que el último lo intenta un par de veces, y es golpeado furiosamente por los otros cinco, ahora queda establecida la regla: no se puede subir por las escaleras. Quien lo hace se expone a una represión brutal. Sólo que ahora ninguno de los seis tiene argumentos para sostener tal barbarie.

Cualquier similitud con la realidad de los humanos, no es pura coincidencia ni casualidad. Es que así somos: como monos.

Esta historia me la contó mi sobrina Lorena, cuando todavía no se había graduado de bióloga en la UBA ni se había casado con Ignacio Demarco, otro biólogo. Pero siempre me impactó por todo lo que implica en cuanto se trata de explicar la conducta de los humanos (la fuente es De banaan wordt bespreekbaar, de Tom Pauka y Rein Zunderdorp, Nijgh en van Ditmar, 1988).
 Esta es la versión en un vídeo


https://youtu.be/rOPG-UXP1qY 






domingo, 10 de mayo de 2015

"Problemas vivos de la Educación" un artículo de Joaquín Ruiz Giménez en 1973



La historia del "Ciudad de Jaén" es una historia en paralelo al la del Sistema Educacivo Españosl y a la del barrio de Orcasur.

El "Ciudad de Jaén" surge al calor de la Ley General de Educación de 1970. Para entender mejor el debate educativo de aquel entonces os traigo este artículo de Joaquín Ruiz Gimenez en el número extra de la revista  "Cuadernos para el Diálogo" de abril de 1973. Su título es "Los problemas vivos de la educación"

Es muy interesante lo moderno que resulta este artículo
 

martes, 26 de agosto de 2014

"O educación o exámenes" . Un artículo de Francisco Giner de los Ríos


Reproducimos aquí unos párrafos del artículo "O educación o exámenes" que escribió en 1894 D. Francisco Giner de los Ríos.

O Educación o exámenes. 1894
por Francisco Giner de los Ríos

El maestro, esclavizado a una tarea servil, no puede consagrar lo mejor de sus fuerzas a aquello que más responde a su vocación y que él realizaría con superior desempeño, sino a ese ideal de satisfacer a los examinadores: todo lo demás es perjudicial, o cuando menos artículo de lujo, a que no hay tiempo ni posibilidad de atender. Mientras tanto, por su parte, el discípulo tiende a encogerse de hombros ante la idea nueva, la investigación original, el punto de vista personal y fresco, que es lo único que puede despertar su interés, abrir su espíritu, dilatar su horizonte, fortalecer su inteligencia y su amor al saber y al trabajo. ¿De qué sirve todo esto en un examen?
[…]
Si por examen se entendiese la constante atención del maestro a sus discípulos para darse cuenta de su estado y proceder en consonancia, ¿quién rechazaría semejante método sin el cual no hay obra educativa posible? Pero justamente las pruebas académicas a que se da aquel nombre constituyen un sistema en diametral oposición con ese trato y comunión constante. Pues, donde esta existe, aquel huelga, y, por el contrario, jamás los exámenes florecen, como allí donde el monólogo diario del profesor pone un abismo entre él y sus alumnos.[..]
La enseñanza es función viva, personal y flexible.

Fuente: Artículo recogido en
Obras selectas de Francisco Giner de los Ríos. Edición de Isabel Pérez-Villanueva Tovar.
Austral-Summa. 2004


Se recomienda leer el artículo de ELVIRA ONTAÑÓN



EN EDUCACIÓN EN ORCASUR 


Sobre las reválidas y los exámenes

También

Una prueba no prueba nada de Rasa María Torres

miércoles, 12 de febrero de 2014

Carta de Madre Rosa al claustro del Instituto "Ciudad de Jaén" (mayo 2007)


Con profunda emoción traigo a EDUCACIÓN EN ORCASUR la primera parte de la carta que escribió Madre Rosa Blanco al claustro de profesores del Instituto "Ciudad de Jaén", en mayo de 2007. Durante todos estos años la he conservado como un tesoro. Gracias madre Rosa. En su momento no llegó a su destinatario porque alguien se interpuso.
La persona y la obra de Madre Rosa nos comprometen irremediablemente con la EDUCACIÓN EN ORCASUR.

Para saber más sobre Madre Rosa:, En EDUCACIÓN EN ORCASUR:


Para saber más sobre el "Ciudad de Jaén" en EDUCACIÓN EN ORCASUR:



TEXTO DE LA CARTA:

Claustro de profesores. Instituto "Ciudad de Jaén"- C/Camino del Río. 28041 Madrid
Rosa Blanco García con DNI 1.285.348 Q, actualmente Representante legal de la “Asociación de Cooperación y Apoyo Social a la Integración (ICEAS), con domicilio social en la C/ Camino del Río, s/nº, fundada en 1981 en Orcasitas, con el objetivo de atender a niños y jóvenes de exclusión social. Funcionaria del Ministerio de Educación con Nº de registro personal A45EC000135116, actualmente jubilada; desde 1965 trabajando en Orcasitas en la escolarización de niños que venían de la chabolas de la Avda. del Manzanares. Directora del C.P. “Ciudad de Jaén” desde su fundación en 1971.

En el año 1975, acogiéndonos a la ley de Villar Palasí (para mi la mejor ley de educación que he conocido en mi larga experiencia educativa), que permitía a cada Universidad un Centro Piloto, la Universidad Complutense con D. Víctor Gª Hoz y D. Arturo de la Orden eligieron el “Ciudad de Jaén” para su experiencia de “Escuela Comprensiva”: tronco único y diversificación en Bachillerato o Formación Profesional, según las capacidades e intereses de los alumnos, como es sabido. Fecha de la creación como “Centro Piloto” 7 /Nvbre. / 1975.

Tuve la satisfacción de asumir la Dirección única del Complejo escolar "Ciudad de Jaén", Piloto de la Complutense, en todas sus ramas: E.G.B., F. Profesional y B.U.P. y también la satisfacción de trabajar con un equipo de 53 Profesores de Claustro, funcionarios, y 2000 alumnos que nos permitieron plasmar la experiencia durante tres generaciones de alumnos y nos dejaron una gran impronta vocacional imborrable.
En el año 1984, el Gobierno de aquella época decidió suprimir los Centros Pilotos y pasamos a régimen ordinario, fecha 12/ Marzo / 1984. Por tanto, el edificio actual del Instituto sólo pude inaugurarlo…, con la ilusión que a todos nos hacía, ya que la estructura correspondía a los objetivos de la experiencia y arquitectónicamente se había realizado por el Arquitecto D. Fco. Navarro, basado en el modelo de Inglaterra.

Desde ese año seguí ejerciendo en el Colegio hasta 1997 que me jubilé con 30 años de servicios vividos en el “Ciudad de Jaén”.

Estos datos históricos me parecen de interés para todos los que actualmente vivís la experiencia vuestra vocacional y profesional continuadora de otros compañeros que os hemos precedido en el esfuerzo y en la ilusión. También deseo os ayuden a comprender los motivos que me han movido a esta comunicación.



miércoles, 1 de enero de 2014

"La maestra". Una canción de Pedro Guerra




Para despedir 2013, repetimos  esta canción de Pedro Guerra que refleja muy bien el estado de ánimo con el que despedimos al año 2013. 


Gracias Rosa María por ponerme tras la pista de esta canción tan bonita de Pedro Guerra.







La Maestra

(Pedro Guerra)

La maestra dio las letras a los pobres,
que aprendieron a sumar su soledad,
a saber que en la intención de ser mejores
la ignorancia es enemiga de la claridad.


La maestra dio la voz a los ausentes,
las abejas marginadas del panal,
los que nunca cuentan nada y siempre pierden,
los que viven sin poder desentrañar.

¿Quién negó la luz al corazón de la maestra?
¿Qué violencia pudo detener esa ilusión?
¿Quién segó las flores que regaba la maestra?
¿Quién a sangre y fuego deja muda la canción?


La maestra dio su amor a la pobreza
enseñando a ver el mundo y a pensar,
el futuro fue llenándose de ciencia
y la vida fue algo más que mendigar.

¿Quién negó la luz al corazón de la maestra?
¿Qué violencia pudo detener esa ilusión?
¿Quién segó las flores que regaba la maestra?
¿Quién a sangre y fuego deja muda la canción?


En EDUCACIÓN EN ORCASUR: