En este blog intentamos establecer una conexión entre los conceptos: educación, ciencia, ciudadanía, desarrollo comunitario, enriquecimiento cultural, crecimiento personal y cambio social

martes, 24 de julio de 2012

Así era la educación en la España de los años sesenta. No queremos volver atrás

[Portada del Libro Blanco de la Educación. 1969, que sirvió de base para la elaboración de la Ley GeneraL de Educación de 1970]


Una base fundamental del discurso educativo de Esperanza Aguirre, Alicia Delibes (autora de la Gran estafa), Wert, y demás nostálgicos de un bachillerato “como Dios manda” es la idea de que, previamente a 1970, en España hubo un paraíso educativo lleno de autoridad, humanidades y esfuerzo; paraíso que hemos perdido por culpa de la estafa de la pedagogía "igualitarista".

Este supuesto edén, anterior al 68, lleno de disciplina, reválidas, clasismo y escaseces, es al que NO quermos regresar.



Hasta la llegada de la Ley general de Educación del 70, había dos vías paralelas de enseñanza. Una vía mayoritaria era estudiar en la escuela primaria hasta los catroce años (si se quiería o podía). Ahí se terminaban los estudios académicos. Ya no se podia ir al Bachillerato, La otra vía minoritaria era abandonar la escuela primaria a los 10 u 11 años y, previo un examen de ingreso, iniciar los estudios de bachillerato en los Institutos Nacionales de Bachillerato, en Colegios homologados o por libre. En aquella época el número de Institutos era mínimo. El Bachillerato se dividía en dos grados: el Bachillerato elemental (4 años) y el Bachillerato superior (2 años), este último con dos modalidades: Ciencias o Letras. Al acabar cada grado del bachillerato se obtenía el correspondiente título, previa superación de un examen de reválida. Después del bachillerato existía un curso Preuniversitario para los que deseaban acceder a la Universidad. En los años sesenta se intentó dar una mayor relevancia a las enseñanza de Bachillerato. Por ejempo, empezó a exigirse el título de bachiller elemental para el ingreso en algunas Escuelas de tipo profesional, como las Escuelas de Magistero, de Comercio y las de Pertitos. En los años sesenta se intentó establecer un puente a través de un  bachillerato laboral. Para saber más aquí
 
Como hay mucha gente joven que no conoce de primera mano cómo eran aquellos años del franquismo anterior a la LGE-70, voy a poner aquí algunos datos de la Educación de la España de los años 60. Solamente las experiencias personales de los privilegiados no son representativas de una realidad social,

La fuente de estos datos es El Libro Blanco de la Educación elaborado por el propio gobierno de entonces (época de Franco, no olvidemos). Aprovecho para rendir un homenaje de admiración y gratitud a los políticos y pedagogos que impulsaron la Reforma Educativa en los años 70 y señalaron un camino nuevo (especialmente a D. Víctor García Hoz). El Libro Blanco es un documento espléndido.


El Libro Blanco se hizo como base para pedir un importante crédito internacional del Banco Mundial para el desarrollo. Un crédito que se suprimió en 1973, con lo cual la Reforma se quedó sin financiación. 

  • Eran analfabetos el 17,1% de la población adulta (la mayoría mujeres) en 1963. Prácticamente el mismo porcentaje que en 1940. Este porcentaje se redujo notablemente, hasta un 5,7% en 1968. Gracias a campañas masivas de alfabetización.
  • "De cada 100 alumnos que iniciaron la Enseñanza primaria en 1951 (con 6 años) , llegaron a ingresar 27 en la Enseñanza media (con 10 años); aprobaron la Reválida de Bachillerato elemental (con 14 años) 18 y 10 el bachillerato superior (con 16 años); aprobaron el Preuniversitario (17 años) 5 y 3 alumnos culminaron sus estudios universitarios en 1967. 
  • En el curso 1965-66, la media de aprobados en la reválida de bachillerato elemental fue de 50,3%  y del 56,9% en la reválida de bachillerato superior. En las pruebas de madurez (preuniversitario) del 42,5%.
  • El progreso en el Sistema educativo dependía en gran medida de la clase social y el medio rural o urbano.  A la Universidad sólo llegaba el 3% de los estudiantes y muy pocos de ellos provenían de familias obreras. De los estudiantes universitarios solamente el 5% eran hijos de obreros especializados (el 33% de la población total) y el 0,5% eran hijos de obreros sin especialización (el 25% de la población total).
De 100 niños hijos de obreros del campo que iniciaban primaria cursaban enseñanza media 4,2 y enseñanzas superiores 0,2.
De 100 niños hijos de obreros manuales cursaban enseñanza media 15,4 y enseñanzas superiores 2,6.
De 100 niños de hijos de profesionales liberales que iniciaban primaria, 49,9 cursaban enseñanza media  y 6,0 estudios superiores.
De 100 niños hijos de directores y gerentes  de empresas que iniciaban primaria, 71,9 cursaban enseñanza media y 14,2 a enseñanzas superiores
  • En 1960, solamente el 1,7% de la población activa tenía un título superior.  
  • La enseñanza pública tenía muy poco peso en la Enseñanza media. Sólo el 21,5% de los alumnos que estudiaban bachillerato lo hacían en centros públicos. El resto, lo hacía en colegios religiosos o por libre.
  • Había una gran desigualdad de rentas y oportunidades según las regiones de España. Por ejemplo, Las provincias con más renta: Vizcaya (57.718 pta), Guipúzcoa (55.767 pta) y Madrid (53.261 pta) tenían unas tres veces la renta per cápita de las provincias con menor renta: Cáceres (20.331 pta), Jaén (19.831 pta) y Almería (18.550 pta).
Para completar algunos datos sobre los resultados de las reválidas

El Examen de Estado que había al final del bachillerato de 7 cursos (que se suprimió en 1953 para establecer un bachillerato dividido en dos grados, uno elemental y otro superior) sólo lo aprobaban el 40%  y  el exámen de ingreso en las Escuelas de Ingenieros el 7%. (Fuente de este último dato; "Historia de la Educación". Atkinson y Maleska)

A continiuación puedes ver cómo presentaba el NODO la Reforma Educatiiva. Ahora mismo parece revolucionaria escuchando a Wert.



Reportaje Educación y mujer 1930-1950




EN EDUCACIÓN EN ORCASUR:

martes, 17 de julio de 2012

Entrevista a Jurjo Torres sobre La reforma educativa que se nos viene encima


Entrevista realizada a Jurjo Torres en "V Televisión" sobre las reformas en la educación. Interesante análisis sobre la educación y el compromiso social




miércoles, 11 de julio de 2012

Un bachillerato ¿como Dios manda????!!!!!


Esperanza Aguirre en uno de esos turbiones mentales que la entran, tal vez después de haber hablado con algún contertulio de Intereconomía, ha escrito un artículo titulado Por un bachillerato como Dios manda. (No sabíamos que Dios se dedicaba a estas cosas).

En la línea habitual del personaje, no pierde ocasión para despreciar los avances de la Humanidad hacia el "igualitarismo" y la cohesión social y los esfuerzos de la ciencia pedagógica por enseñar más y mejor a todos. Esto no nos sorprende. Es lo habitual. Como decía Machado, ignora cuanto desprecia y desprecia cuanto ignora.

Si vamos al contenido propiamente dicho del artículo, es bastante simple. No merecería la pena comentarlo, si no fuese porque la Educación madrileña depende de ella, y además es una persona muy influyente en el partido que gobierna. Para colmo ha sido Ministra del ramo.

La opinión que tiene Esperanza Aguirre del bachillerato imperialista, clasista y autoritario que diseñó  Bismarck, el creador del Reich, no coincide con la opinión de otros personajes que lo cursaron, como Albert Einstein.  Las cosas nunca son ni blancas ni negras, y tan sencillas y simples como las ve Esperanza Aguirre. Para enriquecer la opinión os invitamos a leer la entrada que hace algún tiempo dedicamos en EDUCACIÓN EN ORCASUR para recoger la valoración que hacía Albert Eintein del bachillerato que él sufrió en su adolescencia. La opinión de Einstein no coincide en absoluto con la de Esperanza Aguirre.Las cosas no son, pues, tan evidentes.

 
Por cierto, las dos Guerras Mundiales de siglo XX han salido de  las ideas "desigualitarias",  imperiales y autoritarias que tanto le gustaban a Bismark, Este hecho también habría que haberlo citado para hacer una valoración justa. Puestos a hacer reflexiones generales sobre como debe ser la educación del futuro, me quedo con el Informe Delors.

Leyendo el artículo de Esperanza Aguirre, trasladándolo a la reciente historia de España, da la impresión de que el modelo de Bachillerato que se propone es el que diseñó D. Pedro Sainz Rodíguez para la España de Franco de los años cuarenta, cuando la educación era muy ideologizada, sólo para una clase social,  la Ciencia española era inexistente y los maestros e intelectuales de la República estaban exiliados en el interior o en el exterior.

Un estudio serio y documentado sobre el significado del Bachillerato está hecho en el artículo de Patricio de Blas Zabaleta  en el nº 17 de la Revista Participación educativa, bajo el título El bachillerato en busca de su identidad.

EN EDUCACIÓN EN ORCASUR:


COMENTARIOS EN RECUPERAR MADRID:


Diario ABC - 07/07/12 - Bachillerato Esperanza Aguirre